Blogs

Tacones Heredianos

Esto de las mujeres y el fútbol es cosa extraña!  A mediados de la década de los 70´s no me llevaban al estadio “porque tiene que ir con su hermano o no va!”. Lo curioso es que mi hermano NO quería ir al estadio, por lo que ni modo, a esperar un poco más.  Luego en 1978 por fin pude ir al estadio los domingos con mi prima. Recuerdo pegarme a la malla y apoyar a jugadores como Julio Gómez.  Pero también lo divertido que resultaba ver sus piernas en arco.

“Mi Fair Play, tu Fair play, nuestro fair play”

Pareciera que con el pasar de los años y con la puesta en escena de la globalización también se ha globalizado y relativizado el término “fair play”, casi que se ha apegado a la conceptualización de la moral (la cual como sabemos es muy subjetiva), y no al de la ética como debería de ser.

Lo que perdura

No se equivocaban los pensadores que hablaron sobre la manera en que el espíritu puede fortalecer los elementos internos que conducen al verdadero éxito. Los triunfos efímeros y ayunos de sacrificio y merecimiento seden terreno ante las derrotas derivadas de intentos plagados de perseverancia y deseos, y son esas derrotas que sirven para mejorar las que edifican majestuosos castillos que permanecen infranqueables  con el pasar de los siglos.

La magia del primer día

Con el nacimiento del 2012, florecen las emociones, las esperanzas y las ansias de éxito en el nuevo campeonato. Todo se renueva en torno al futbol. Uniformes, planillas, estadios remozados. Huele a nuevo en el futbol nacional.

No obstante, lo que nunca cambia es la magia de volver al estadio. Los rituales aparecen y la tradición o la rutina determinan nuestras acciones desde que nos despertamos, el día del juego, hasta el momento de elegir asiento en el estadio.

Páginas