Blog de Jose Mora

El team es de todos y eso nos hace grandes

Hoy quiero hacer referencia a uno de los postulados de la economía liberal. Se ha dicho desde tempranas épocas que las cosas que tienen dueño perduran, mientras aquellas que son de todos perecen, es algo así como aquel ejemplo que me gusta tanto, el de las vacas y las ballenas, las vacas tienen dueño y abundan, mientras las ballenas son de todos y están en peligro de extinción.

Pero hay cosas que aun siendo de todos pueden perdurar en el tiempo, son la ilusión, los deseos, el amor y la esperanza.

“Mi Fair Play, tu Fair play, nuestro fair play”

Pareciera que con el pasar de los años y con la puesta en escena de la globalización también se ha globalizado y relativizado el término “fair play”, casi que se ha apegado a la conceptualización de la moral (la cual como sabemos es muy subjetiva), y no al de la ética como debería de ser.

Lo que perdura

No se equivocaban los pensadores que hablaron sobre la manera en que el espíritu puede fortalecer los elementos internos que conducen al verdadero éxito. Los triunfos efímeros y ayunos de sacrificio y merecimiento seden terreno ante las derrotas derivadas de intentos plagados de perseverancia y deseos, y son esas derrotas que sirven para mejorar las que edifican majestuosos castillos que permanecen infranqueables  con el pasar de los siglos.